Senegal, un año de trabajo y muchos proyectos por compartir

El trabajo de medicusmundi NAM en Senegal sigue consolidándose desde que en 2015 empezáramos a apoyar nuestro primer proyecto de salud comunitaria en Saint-Louis.

Luchamos contra las enfermedades crónicas

2017 comenzó con un proyecto de lucha contra las enfermedades crónicas en el Puesto de Salud de Diamaguène: la hipertensión y la diabetes, son problemas de salud cuya frecuencia está aumentando y que vienen a complicar la situación de salud de la población, ya que se suman a las enfermedades tradicionales, como la desnutrición, el paludismo o la tuberculosis, que siguen teniendo mucha presencia entre la población de la ciudad y el departamento de Saint-Louis.

Y es que en esta zona de la sabana senegalesa, en la frontera con Mauritania, lejos de producirse una transición de las enfermedades carenciales e infecciosas a las crónicas, como ha sucedido en los países ricos, lo que se está dando es una elevada frecuencia de todas ellas.

Pero no todo son malas noticias: la situación en los barrios de Léona y HLM, donde comenzó nuestro trabajo en 2015, ha mejorado muchísimo, en parte gracias a proyectos anteriores en los que se sensibilizó a la población y se implicó a las instituciones y sociedad civil en la mejora de sus condiciones de limpieza y salubridad. Como consecuencia, por ejemplo, los casos de paludismo han descendido drásticamente. Y con este proyecto, financiado por el Ayuntamiento de Utebo (Zaragoza), esperamos contribuir al control de estas nuevas enfermedades, ya que se ha dotado de material para su diagnóstico y medicamentos para su tratamiento.

Además, se sigue sensibilizando a la población, pues es imprescindible que se adquieran algunos hábitos de vida más saludables, sobre todo en relación con la alimentación y la actividad física. De hecho, dentro de las actuaciones que hemos planificado para el futuro, está la promoción del deporte por medio de la creación de clubes de entrenamiento y el apoyo a la realización de una carrera popular en Saint-Louis.

La salud de las madres y la infancia, otra prioridad

La probabilidad de que una mujer muera por causas relacionadas con el embarazo o durante el parto es unas 80 veces mayor en Senegal que en España, dato que da una idea de la injusticia y el drama que hay detrás del reparto desigual de la riqueza. Por la misma falta de condiciones adecuadas, muchos recién nacidos o niños, fallecen por causas evitables (8 de cada 100 antes de cumplir los 5 años de edad), y uno de cada 5 están desnutridos. Todo esto hace que la salud de las mujeres y los niños sea una prioridad en Senegal.

Para contribuir a mejorar esta situación, entre agosto y noviembre, y con el apoyo del Colegio de Médicos de Zaragoza, hemos equipado la sala de partos y maternidad del Puesto de Salud de Diamaguène, el cual se había reformado hace unos meses con el apoyo de la Alcaldía de Saint-Louis. En ese momento se avanza en una ampliación para dar más espacio a la sala de maternidad y en la construcción de un área de vivienda para la comadrona, lo que permitirá la atención de partos por una profesional cualificada durante las 24 horas, condición imprescindible para reducir los riesgos para las madres y recién nacidos.

Entre noviembre y diciembre, y con financiamiento del Ayuntamiento de Ejea de los Caballeros (Zaragoza), se está completando el equipamiento del Puesto de Salud con mobiliario, más material médico y equipos para apoyar la educación y promoción de la salud entre la población.

Se abren nuevos retos

El reto ahora es extender todo este trabajo a otros barrios de la ciudad de Saint-Louis y posteriormente al distrito sanitario, cubriendo así también las zonas rurales. De momento, estamos gestionando proyectos para equipar los Puestos de salud Sor, en una zona del centro de la ciudad, muy concurrida porque acoge el mercado, en el barrio de Pikine, una zona de expansión muy poblada y con muchísimas deficiencias y en la lengua de Barbarie, un brazo de tierra entre el río Senegal y el océano Atlántico poblado por pescadores y sus familias y que sufre también muchos problemas de salud. Además se formará al personal sanitario y a los agentes comunitarios de salud para que, a su vez, repliquen lo aprendido para mejorar la salud entre la población.

Es un trabajo integrado en el que participan muchos actores con un notable grado de implicación: Alcaldía, Consejos de Barrio, Distrito de Salud, Asociación de diabéticos, Mutualidades de Salud, entidades deportivas, asociaciones civiles, etc. Esto supone una gran ventaja, por lo que esperamos alcanzar importantes logros y extenderlos cada vez a un área mayor en esta zona con tantas carencias y, a la vez, con tantas oportunidades para desarrollar nuestro trabajo por el derecho a la salud.

Si te parece interesante... ¡Comparte!Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone