“La población dispone ahora de unos servicios de salud de mayor calidad en las zonas donde medicusmundi NAM trabaja”

Entrevistamos a François Zioko, representante de medicusmundi NAM en RD Congo, que nos habla del trabajo de nuestra asociación en un país con una situación política convulsa y los retos a los que nos enfrentamos para poder seguir llevando la salud a todas las personas.

François, ¿cómo hay tanta pobreza en un país que cuenta con tantos recursos naturales?

RDC vive en una crisis permanente provocada por la mala gestión y la corrupción, que provoca que, en muchos casos, los fondos públicos se utilicen para intereses personales. El gobierno no es capaz de redistribuir la riqueza, por ejemplo, mediante un sistema de impuestos adecuado. No hay sistema de protección social. Es un grave problema de gobernanza el que tenemos en nuestro país.

¿Cómo hacer realidad el derecho a la salud en un país donde 6 de cada 10 personas son pobres?

El Estado se tiene que convencer de que tiene que prestar mayor atención al desarrollo del sistema sanitario, dotarlo de más financiación.

¿Qué hace medicusmundi NAM para defender el derecho a la salud en RDC?

medicusmundi NAM trabaja tanto sobre la oferta como sobre la demanda. Me explico: Trabajamos por un lado para que existan unos servicios de atención primaria de calidad. Esto lo materializamos mediante el apoyo a las zonas de salud, que digamos que son las áreas sanitarias en que están divididas las provincias. Este apoyo viene en forma de asistencia técnica para mejorar la gestión de los recursos, construcciones, equipamientos, medicamentos… En resumen, todo aquello que lleve a un refuerzo del sistema sanitario.

En este sentido, una de las claves de nuestro trabajo es potenciar el corazón del sistema sanitario, es decir, sus equipos directivos, que deben supervisar el funcionamiento y la calidad de los servicios y de sus compañeros y compañeras.

Por la otra parte, por la de la demanda, nos estamos centrando en la financiación de los servicios de salud mediante las mutualidades, que favorecen que la población pueda acceder a estos servicios cuando lo necesita.

Agente de salud comunitaria en centro de salud en RDC (Kingabwa)
Agente de salud comunitaria en centro de salud en RDC (Kingabwa)
¿Cuáles son las principales dificultades con las que se encuentra el personal de salud?

La mayoría trabaja en unas condiciones muy difíciles, lo que hace que su motivación no sea muy alta. Hay grandes contrastes: Mientras un médico gana unos 600 dólares al mes en el sistema público, a lo que hay que sumar el sobresueldo que muchos se sacan trabajando en la sanidad privada, un enfermero, que es de quien dependen los centros de salud, está en torno a los 50 dólares mensuales.

Esto provoca incluso problemas de corrupción, es lo que se ha venido en llamar la “pharmacopoche”: algunos enfermeros venden medicamentos del centro salud a la población y se quedan una parte del dinero.

Nuestro apoyo ya supone en sí mismo una motivación para todas estas personas que trabajan en muy malas condiciones en los centros de salud.

¿Qué participación tienen las comunidades en nuestras intervenciones?

El refuerzo comunitario es uno de nuestros ejes de trabajo, que se hace realidad mediante el apoyo a los Consejos de Desarrollo como espacios de participación comunitaria, que son un espacio de coordinación entre el poder público, los proveedores sanitarios y la población, con el fin de mejorar la calidad de los servicios de salud.

¿A cuántas personas calcula que beneficia nuestro trabajo en RDC?

En estos momentos, unas 680.000 personas están viendo mejorada su vida gracias al trabajo de medicusmundi NAM. De ellas, algo más de la mitad son mujeres y el resto, hombres.

¿Qué mejoras podemos destacar desde que empezamos a apoyar a diferentes zonas de salud en el país desde el año 98?

La población dispone ahora de unos servicios de salud de mayor calidad en las zonas donde medicusmundi NAM ha trabajado y sigue trabajando.

En cuanto a estadísticas, podemos afirmar con orgullo que en nuestras zonas de intervención han descendido considerablemente las tasas de mortalidad materna e infantil y que algunas enfermedades epidémicas han sido prácticamente erradicadas: Por ejemplo, en la Zona de Salud de Kingabwa ya no hay cólera y en la de Kisenso ya se considera erradicado el sarampión. También hemos visto mejoradas las tasas de vacunación, que han pasado de estar por debajo del 50% a estar en torno al 90%. Por último, podemos destacar también que las tasas de asistencia a los centros de salud también siguen una tendencia positiva.

Además, se han ido desarrollando con nuestro apoyo herramientas de gestión que se siguen utilizando por parte del sistema de salud.

Los cambios los veremos a muy largo plazo, pero esta realidad nos indica que algo está cambiando.

Rith y su bebé Efrain en la sala de espera del centro de salud de Kingabwa
Rith y su bebé Efrain en la sala de espera del centro de salud de Kingabwa
¿Cuál es la situación de la mujer en RDC y más en concreto con respecto al derecho a la salud?

En RD Congo la mujer todavía necesita autorización del marido para muchas cosas, como por ejemplo, salir del país. En temas de salud también nos encontramos con situaciones que habría que cambiar: Por ejemplo, la mujer no necesita el permiso del marido para asistir al centro de salud, pero sí para todo lo que está relacionado con la planificación familiar y los métodos anticonceptivos, como hacerse una ligadura de trompas o ponerse un DIU.

Se da la paradoja de que la mujer es la que más utiliza los servicios de salud, pero a la vez es la más excluida. Sus derechos están muy restringidos y prácticamente sólo se tiene en cuenta su salud en lo que se refiere a la salud materna e infantil.

En el caso de las empresas, hacen un seguro de salud a sus trabajadores hombres que cubre a toda la familia. Pero si la persona contratada es una mujer, esto no se hace.

RD Congo es un país muy diverso y tampoco en todas las etnias la situación de la mujer es la misma: Por ejemplo, en el caso de los pigmeos, la mujer está muy discriminada.

Sobre el papel, las leyes prevén paridad, pero se está lejos de la igualdad. Hay cuestiones básicas de salud que no están resueltas.

¿Qué hace medicusmundi NAM para revertir esta situación?

Nos centramos en reforzar el sistema sanitario y apoyar a la población para que pagarse los cuidados de salud no suponga tener que caer en la pobreza o no poder salir de ella. El trabajo de medicusmundi NAM beneficia a las poblaciones más vulnerables, pero no se centra en ningún grupo de población específico.

Sí que estamos intentando introducir algunas herramientas para que se visualice la situación de la mujer en salud. Por ejemplo, hemos desarrollado un instrumento que sirva para que los centros de salud puedan desagregar los datos por sexo, algo que no estaba contemplado así por el Ministerio de Salud.

Además, en los proyectos de participación comunitaria fomentamos la participación de las mujeres en los órganos de decisión.

¿Cómo afecta la situación política a nuestro trabajo?

En este año estamos obligados a concentrar actividades en el primer trimestre por la inestabilidad política que se vive en el país.

Además, los grandes financiadores han paralizado la publicación de sus convocatorias a la espera de ver cómo se desarrollan los acontecimientos en el país.

En el proyecto de participación comunitaria, estamos promoviendo la promulgación de una nueva norma a nivel provincial que también está paralizada debido a la situación política.

¿Cuáles son las perspectivas de trabajo a futuro de medicumundi NAM en RDC?

Pretendemos continuar con el apoyo a las Zonas de Salud, una estrategia que se ha demostrado que tiene impacto. También seguiremos trabajando la participación comunitaria, que es una manera más de reforzar a las Zonas de Salud, es decir, al sistema público.

También tenemos un reto: empezar a realizar intervenciones que incidan más sobre los determinantes de salud, es decir, sobre todos aquellos factores del entorno que influyen sobre la salud de una persona: Ingresos, alimentación, vivienda, educación, trabajo, etc.

Agricultores RD Congo


Si quieres saber más sobre los proyectos que medicusmundi NAM apoya en la República Democrática del Congo, visita nuestra web.

Si te parece interesante... ¡Comparte!Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone