4 médicos vuelven de Rwanda con muchas ideas y ganas de desarrollarlas

Se apuntaron al viaje de turismo a Rwanda en junio pasado y como se quedaron sin plaza, les ofrecimos ir en octubre, pero a trabajar. No lo dudaron, y durante 10 días han estado conociendo la realidad del sistema de salud del país. Han vuelto con muchas ideas de cómo mejorar problemas identificados y con ganas de estudiarlas despacio para ver si pueden ser de utilidad.

Marian Nuin e  Imanol Azanza, que trabajan en Osasunbidea, y Esther López y Marcos Romero, que trabajan en servicio de salud de Generalitat Valenciana, son 4 médicos que acaban de volver de Rwanda. Imanol Azanza, antiguo miembro de la junta de medicusmundi en Navarra,  ha querido compartirnos sus primeras impresiones. 

Llegaron a Nemba, en el Distrio de Gakenke, cuando ya era noche cerrada y apenas fueron conscientes de donde estaban. Fue al levantarse cuando descubrieron una visión espectacular enfrente de su alojamiento: el verde de la colina, los coloridos de la ropa de las mujeres, el trajín de personas por la pista que quedaba a su lado y la negritud predominante a la que no estaban acostumbrados y que les acompañó durante su estancia.

Niñas y niños camino a la escuela, mujeres con todo tipo de recipientes y objetos en sus cabezas mientras sus bebés dormitaban en sus espaldas, bici-taxis trasladando a personas y mercancías hasta la ruta principal a 2 km escasos… y pobreza, mucha pobreza que los variados colores no conseguían ocultar. Nos contaba Imanol que ese camino es como la médula del cuerpo, que reparte las energías de las personas en el día a día.

mujer leña

El Hospital de Nemba fue el primer lugar al que se acercaron para conocer cómo funciona el sistema de salud en Rwanda y valorar cual es la mejor forma de apoyar desde medicusmundi los problemas y obstáculos existentes. Enseguida comprendieron que, pese que a resultaba inevitable, no se puede comparar aquella realidad con la que estos 4 profesionales médicos se encuentran en sus trabajos a diario. Las infraestructuras, los equipamientos, la escasez de profesionales de salud, los análisis de prioridades… todo era diferente y complicado de entender cómo se puede prestar asistencia sanitaria así.

MUJERES

El segundo aprendizaje fue descubir en reuniones variadas con esponsables sanitarios del hospital, que son conscientes y han analizado a fondo sus limitaciones y sus áreas de mejora, y tienen todo ello recogido en un documento en el que han identificado cómo pueden mejorar. Si queremos apoyarles, nos decia Imanol, tenemos que partir de ese documento y alinearnos con lo que ahí se describe.

MESA TRABAJO

También se acercaron a conocer el funcionamiento y las necesidades de centros de salud y puestos de salud. Y ahí las mujeres fueron las protagonistas. A Imanol le encantó ver como ellas son las que llevan las riendas en muchos de los casos, las que lideran cooperativas de agentes de salud comunitaria, las que son lideres naturales aceptadas por la comunidad y son escuchadas cuando se trata de aprender a prevenir problemas de salud e identificar signos de alarma. 

RUTENDERI-GENTE

De regreso a casa, Imanol recuerda las miradas intercambiadas con la gente, como a través de ellas se han acercado a su sufrimiento y les han provocado unas ganas irrefrenables de ayudarles a enfrentar su enfermedad, de acompañar a todas las mujeres y hombres que trabajan muy duro y en difíciles condiciones para conseguir que el Derecho a la Salud, sea cada dia más real en Rwanda.

Su estancia ha sido muy intensa, muy interesante personal y profesionamente, y han vuelto con el convencimiento de que apoyarán y acompañarán a todas esas personas que son quienes poco a poco van mejorando el sistema de salud ruandés.

¡Murakoze cyane Imanol por compartir tus vivencias! Contaremos con vosotros 4 para seguir defendiendo el Derecho a la Salud en Rwanda y en otros muchos lugares del mundo.

¡Nahubutaha! (hasta pronto)

imanol

Si te parece interesante... ¡Comparte!Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone